dimarts, 26 de juny de 2007

Bistec desestressant

Per cert, que la sortida orxatenca (o orxatil) d'avui ha resultat en una nova contribució per a aquest blog. El meu amic Ricard, persona d'esquena tan ampla com la seva cultura i la seva humanitat, i llegenda vivent dels jocs de rol ens demostra el seu sentit de l'humor en aquesta senzilla recepta:

Receta de filete de carne a la crema de nueces desestresante:
Ingredientes:
1 filete (mejor algo grueso) por persona
Bolsa de papel con nueces peladas
Crema de leche
Sal, pimienta, un poco de aceite
Utensilios:
Sartén de teflón (a ser posible)
Tajadero de madera
Mazo de ablandar carne (o martillo en su defecto)
Espátula de madera.
Tiempo: 15/20 minutos.
Receta:
Se hacen los filetes (mejor si son de carne roja) a la manera en que se han de hacer los filetes: a la sartén, salados por un lado y con pimienta por el otro, con una gotita de aceite en la plancha. Una vez hechos al gusto, se retiran.
Previamente habremos colocado delicadamente sobre el tajadero de madera (para no fastidiar el mármol de la cocina) la bolsa de nueces peladas. Agarramos el mazo/martillo, sonreímos sádicamente pensando en el/la imbécil que nos ha fastidiado el día y (aquí viene la parte desestresante) nos liamos a golpes con la pobre bolsa, que de tener nueces pasa a tener puré de nueces. Ese puré se echa al jugo que hay en la sartén, se le añade una gota de aceite y se aviva un poco el fuego. Al poco se echa la crema de leche y, a partir de aquí, se baja el fuego y es cuestión de tener cinco minutos de paciencia, dando vueltas con la espátula de madera con tranquilidad para evitar que la leche hierva. Cuando se ha convertido en una crema color mantequilla porque se han unido los jugos de la carne con las nueces y la leche, se echa por encima de la carne, se adorna con un par de medias nueces peladas, se espolvorea (si se quiere) con un poco de hierbas de provenza y se sirve inmediatamente.
¡TACHAAAANNNN!